Change.org en España

Fuera del Congreso está la vida real

Ayer a primera hora conocíamos un dato que ha pasado casi desapercibido: 653 menores viven protegidas contra la violencia machista, es la cifra más alta en un lustro y el número ha crecido un 14,8% en 2017. Son 653 menores, seguramente muchos apenas sean unas niñas. Esta estadística tan preocupante quedó en un tercer o cuarto plano cuando se supo que la moción de censura se debatirá este jueves y se votará el viernes. Sí, de nuevo, la vida dentro del Congreso eclipsando la vida fuera del Congreso.

La vida en España, fuera de los despachos y los escaños de sus señorías, presenta, cada día, nuevos retos, nuevos problemas, situaciones desconocidas o desatendidas. El papel de Change.org desde que nacimos hace siete años es ser un altavoz de las preocupaciones y necesidades de las españoles y españoles. Y, muchas veces, la agenda política devora la agenda ciudadana.

El pasado 25 de mayo llegaba a mi correo la autorización de la Delegación del Gobierno de Madrid para poder celebrar un acto en la Plaza de las Cortes, enfrente del Congreso. Una autorización para que un grupo de creadoras de petición llevase a sus señorías las más de 800.000 firmas de ciudadanos que esperan cambios en los ámbitos de la violencia machista y el acoso sexual en nuestro país. Ese acto estaba previsto, desde hace dos semanas, que se produjera el próximo 31 de mayo, jueves. Sí, el mismo día que se debate la moción de censura.

Iria Marañón, editora y escritora, había pedido ya en su trabajo un día libre para poder llevar las más de 600.000 firmas que su campaña “No más manadas, por una educación afectivo sexual desde Secundaria” ha reunido desde diciembre de 2017. Desde Valencia, Mar Vicent tenía los billetes reservados para presentar los 39.000 apoyos que en apenas unos días ha reunido su petición para que se cumplan, de verdad, los compromisos presupuestarios asignados al plan contra la violencia machista.

Adriana Aranda ha hecho todo lo posible para que su petición, “#NoEsNo Modifiquen el Título VIII del Código Penal sobre los delitos y la violencia sexual”, con más de 150.000 firmas, pudiera estar representada también el día 31 de mayo, ya que ella no podía viajar desde Barcelona. Finalmente, la conocida activista Isa Mastro ha tomado el testigo de Adriana para llevar esas miles de voces al Congreso.

Manifestación en Madrid contra la violencia machista

Pero la realidad política es, muchas veces, imprevisible, y sus plazos suelen llevarse por delante noticias e historias que merecen ser conocidas.

Muchos especialistas en comunicación dirían que es mejor no mantener una entrega de firmas en el Congreso el mismo día que se debate una moción de censura; pero desde Change.org creemos que la sociedad española necesita más que nunca que personas como Iria, Adriana, Isa o Mar nos recuerden a todos, y sobre todo a los representantes políticos, que fuera del Congreso hay muchos problemas esperando soluciones, que muchos ciudadanos tienen propuestas e ideas y que están dispuestos a defenderlas, aunque tengan que superar muchos obstáculos.

El jueves varias mujeres alzarán su voz enfrente del Congreso para reclamar soluciones a problemas reales de gente real. Desde Change.org haremos todo lo posible para que su voz sea escuchada en toda España. Para ello, emitiremos en video en directo desde nuestra página de Facebook, estaremos minuto a minuto contando lo que pase en nuestra cuenta de Twitter, y convocaremos a todos los medios de comunicación que conocemos.

“No era consciente de que podía llegar tan lejos” es una de las frases que más nos repiten las creadores y creadores de petición de Change.org. En Change.org cada día vemos como decenas de personas llegan muy lejos, y nuestra misión es ayudarles a crear los cambios que quieren ver. Nos vemos el jueves.

José Antonio Ritoré. Director Ejecutivo de Change.org en España

Written by
José Antonio Ritoré
May 29, 2018 9:04 am